Los momentos finales de Agapito Chávez

 

 

 

Rafael Orihuela

 

Cerrado como está el ciclo histórico del actual Presidente de la República y derrotado como está el PSUV el próximo 7 de Octubre, cabe preguntarse cómo será el acontecer político de los meses por venir hasta el día de la transmisión de mando durante la primera quincena del 2013.

En efecto, estamos a las puertas de la inmensa sacudida que hará desaparecer todos y cada uno de los cimientos de barro sobre los cuales se ha intentado construir la primera gran estafa seudo revolucionaria del siglo 21. No es cualquier cosa que el pueblo venezolano haya aprendido a lo largo de estos 14 años a soportar todos los dislates a los que una banda cuasi criminal los ha sometido y a materializar la paciencia suficiente para organizar una poderosa fuerza democrática, capaz de eludir todos los malos augurios y conducirse, por la vía del menor riesgo social, hacia lo que va a significar la primera oportunidad verdadera de ingresar a este nuevo siglo de la cristiandad, para reconstruir la institucionalidad perdida y colocar el acento real de esa nueva gestión en el cumplimiento de una agenda social olvidada y preterida, sin razón alguna, por los que perdieron el rumbo bajo los efectos de una inmensa borrachera de poder, hábilmente aprovechada por quienes habían conducido a sus propias naciones por el camino de la tiranía totalitaria, la ruina moral, la miseria económica y la orfandad espiritual.

Cuando un expresidente vecino tiene el “ tupé de calificar” a este desgobierno de Agapito Chávez como “El mejor del mundo” y llama a la “Necesidad de votar por él”, con el único propósito de actuar como “Businessman” de un Imperialismo en gestación y favorecer a las empresas de su país, generando empleo allá y desempleo aquí. Solo entonces podemos comprender la enorme irracionalidad que ha acompañada esta gestión de Agapito Chávez a quien los “vivotes de la ideología” descubrieron el talón de Aquiles del “Narcisismo revolucionario”, lo que se ha convertido durante estos 14 años en la llave mágica que abrió la chequera de los Petrodólares al fiasco histórico. Demasiado tolerantes hemos sido los venezolanos con esta banda de galfaros que en mala hora alcanzaron el poder solo para la corrupción infinita, para lucrarse con todo lo que tocaron y derretir nuestras riquezas naturales hasta dilapidarlas y desaparecerlas en quien sabe cuántas cuentas clandestinas en el exterior. Estos son los primeros a los que debemos derrotar porque serán los primeros que pretenderán escoger el camino de saboteo y la colocación de obstáculos a la nueva gestión.

De manera que no se trata, como han pretendido los capos del régimen, de afectar o perjudicar a los compatriotas que han recibido algún tipo de beneficio, aunque insuficiente, de este gobierno y que sinceramente han acompañado la gestión de Agapito.

Cuando los funcionarios corruptos intentan “arroparse” con el pueblo chavista honesto y trabajador, llegando a los extremos de mentir cuando afirman que el nuevo gobierno “le quitará todo” o los botará de sus respectivos empleos en la administración pública, lo que intentan es la “solidaridad automática” para tratar de proteger sus riquezas mal habidas. Este es un grupito bastante reducido que no llega a los 100 macro delincuentes y está perfectamente identificado en las diversas empresas del Estado como PDVSA, SIDOR, PDVAL, AGROPATRIA, BANCA ESTATIZADA, MINISTERIOS DE SALUD, EDUCACION y RELACIONES EXTERIORES, MINISTERIO DE AGRICULTURA Y TIERRAS, MINISTERIOS DE INFRAESTRUCTURA y todas aquellas oficinas donde se mueven los dineros del Estado. Estos serán la avanzadilla del saboteo a la gestión del nuevo gobierno. Afortunadamente el Presidente Henrique Capriles ya vivió una situación parecida cuando resultó electo como Gobernador del estado Miranda y con el desarrollo de una gestión exitosa, logró aislar a “los recalcitrantes” y ganarse la voluntad del pueblo mirandino. Si la mayoría honesta del PSUV desea transitar el camino democrático de la alternabilidad en el poder y ejercer una oposición responsable, deberá comenzar por quitarse de encima ese lastre de la corrupción, realizar las investigaciones pertinentes y someter a juicio a aquellos en quienes aparezcan fundamentados indicios de estar incursos en actos que puedan significar delitos contra la cosa pública. Allí podremos constatar que se trataba de una camarilla que secuestró a las instituciones de ese partido y que hizo de la corrupción su “Leitmotiv” y de una falsa ideología revolucionaria la mampara desde la cual adelantó el saqueo sistemático de las riquezas de todos los venezolanos. Que izquierda ni que izquierda pudo haber en esa pillería generalizada. Pasar la página, lo cual es un concepto político correcto, sobre todo después de 14 años de persecuciones, aislamiento de una parte fundamental de la población y exclusión sectaria tipo Apartheid. Pasar la página debe complementarse con el firme principio democrático de que no habrá impunidad con los probadamente culpables. Amanecerá y veremos

Anuncios

Acerca de tuydosmas

periodista
Galería | Esta entrada fue publicada en Los voluntarios y sus opiniones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s